Pinturas JAFEP

Diluyente para pinturas y esmaltes Al Agua: evita los problemas derivados del agua corriente

La operación más generalizada cuando queremos diluir una pintura con base de agua es algo tan simple como abrir el grifo y diluirla. Esta acción común puede, no obstante, implicar factores adversos en el producto de origen como diluir en exceso y provocar escasez de cubrición y salpicaduras o generar problemas de aguas duras, cal o pH derivados del propio uso del agua del grifo.

El agua corriente diluye la pintura y sus propiedades, disminuyendo la proporción de aditivos y la químico-física del pH, de la evaporación y extensibilidad. En realidad, el agua de grifo no aporta más beneficios a una pintura que la de reducir la viscosidad. Y en ese sentido, otros productos como el diluyente de pinturas o esmaltes al agua proporcionan una mejor viscosidad con respecto al agua, garantizando una dilución idónea y el mantenimiento de la calidad de la pintura.

Es por eso que muchos productos de pintura con base de agua prefieran recomendar en sus especificaciones el indicativo de “no diluir”, para evitar así que la pintura pierda sus propiedades y el acabado del producto no sea el adecuado por una mala dilución con agua del grifo.

El diluyente para pinturas y esmaltes Al Agua de Jafep

En Jafep tenemos en cuenta esta situación especial y por eso, ofrecemos a nuestros clientes el Diluyente para pinturas y esmaltes Al Agua, un producto sustitutivo del agua corriente capaz de evitar los problemas de contaminación y degradación habituales generados al diluir pinturas y esmaltes con agua.

Este diluyente, que es  un 30% más efectivo que el agua, está pensado para el sector de la decoración, aunque también es posible usarlo con pinturas decorativas de calidad, como esmaltes, barnices, imprimaciones acrílicas. Productos donde cobra especial sentido asegurar un buen acabado y resultado.

Modo de uso

De características incoloras, aspecto líquido y naturaleza de dispersión en base acuosa. El uso de este producto Jafep debe seguir tres pasos indispensables; el agitado constante de su botella antes de proceder a su empleo, añadir y remover una pequeña cantidad del diluyente y repetir el proceso tantas veces como sean necesarias para lograr la consistencia deseada.

Beneficios del diluyente para pinturas y esmaltes al agua

Gracias al uso del diluyente de pinturas y esmaltes reducimos la cal que endurece la pintura, evitamos la desnaturalización de la pintura, su posible espesamiento y deterioro irreversible, minimizamos el salpicado, y liberamos la presencia de agentes contaminantes como cloro, flúor, residuos.

Lograremos la viscosidad deseada con menos cantidad de “líquido”, crearemos menos espuma o burbujas y alargaremos la vida útil de la pintura. Al no poseer biocidas y no afectar al pH de la pintura esta puede conservarse en el envase durante más tiempo que con agua de grifo.

Diluir la pintura usando agua de grifo la peor forma de empezar a pintar. No contamines un producto que ha sido sometido a rigurosos controles de calidad añadiéndole una cantidad indeterminada de elementos contaminantes si podemos evitarlo y controlando usando un aditivo específicamente diseñado para ello, y que además es un 30% más efectivo que el agua de grifo.