Pinturas JAFEP

Pinturas Jafep dona pintura para la Obra de San Juan de Dios en Valencia

Cuatro pisos de acogida podrán ser acondicionados gracias a la donación de pintura realizada por la empresa “Pinturas Jafep”a la Obra Social de San Juan de Dios

sanjuandedios2

En la mañana del  pasado 23 de febrero el Albergue de San Juan de Dios de Valencia ha acogido el acto de entrega de la pintura con la que podrán adecuarse los cuatro pisos de acogida que esta entidad social dispone para dar alojamiento a personas sin hogar.

El acto forma parte de la política de compromiso social que la empresa Pinturas Jafep mantiene desde hace tiempo llevando a cabo acciones en diferentes localidades con el objetivo de colaborar con las diferentes entidades sociales.

Pinturas Jafep ha querido que sea la Obra Social de San Juan de Dios la destinataria de esta donación, dado el importante papel que ha jugado en los últimos años a la hora de atender a personas y familias que por unas y otras razones se han visto sin un techo bajo el que cobijarse.

sanjuandedios1

Precisamente en el año 2015 esta entidad social ha sido objeto de importantes reconocimientos en nuestro país, como ha sido el premio Princesa de Asturias a la Concordia y el Premio Convivencia de la Fundación Manuel Broseta.

La donación de pintura permitirá la adecuación de cuatro viviendas de inserción con capacidad para 16 personas. Unas viviendas cuyo objetivo es ofrecer alojamientos atemporales donde los usuarios puedan alcanzar la autonomía y estabilidad personal, para poder llevar un proyecto de vida estable. En estas viviendas se realizan supervisiones del funcionamiento y gestión de la vivienda así como de la convivencia realizando reuniones grupales de gestión de conflictos.

Con este tipo de actuaciones sociales la industria de pintura ubicada en La Roda de Albacete y con implantación en diferentes países de Europa, África y América, pretende colaborar en la consecución de la igualdad social trabajando con entidades sociales de demostrada valía

” Difícil de describir lo que hemos vivido esta mañana en el albergue de San Juan de Dios de Valencia.”

Cuando uno va por la calle y se encuentra con una persona durmiendo en un banco puede: no sentir nada, ignorarlo o, como mucho, pensar porque se consente esto. Pues puedo aseguraros que todo eso ha cambiado para mí hoy mismo. Lo primero, he visto cómo las fatalidades de la vida pueden llevar a una persona normal a quedarse en la calle pero, también, cómo hay gente que se ocupa de ellos. Hay personas extraordinarias como Isabel o Rosa, de la Obra Social de San Juan de Dios, que están trabajando para que vuelvan a encontrar un hogar, vuelvan a encontrarse a sí mismos y vuelvan a quererse y a valorarse.

Hoy ha estado con nosotros Paco. Paco es un “tío” trabajador a quien la vida le fue poniendo zancadillas hasta dejarlo sin su piso y sin su chalet, sólo y en la calle. Si le preguntas qué es para él el albergue te dice: “Un bálsamo”. Hace unos años Paco ni sabía que existían sitios como este, ni se lo planteaba. Hoy ya es de los veteranos y se muere de ganas de pintar su piso en el que vive junto a otros cuatro compañeros. Nos ha asegurado que mandará fotos del antes y el después porque dice que el piso está de colorines y que necesita mano, así es que seguro que en breve veremos la transformación. ¡Ánimo Paco que después de este piso te quedan otros tres!